La Eyaculación Precoz, es la incapacidad del varón para controlar el reflejo eyaculatorio durante la relación sexual, dentro de un tiempo promedio, suficiente para alcanzar la satisfacción sexual él y su pareja. Generalmente, la Eyaculación Precoz, no se acompaña de orgasmo o placer, al contrario, suele generar angustia y frustración en el varón…. y obviamente, en la pareja.

 

Según diferentes encuestas, el tiempo promedio para alcanzar la eyaculación satisfactoria, es de 5 a 9 minutos, hay hombres que duran más, hay otros que menos, sin embargo más que el tiempo, lo que les preocupa es la satisfacción sexual de ellos, como de su pareja. Así mismo hay mujeres cuyo umbral de excitación es muy bajo, y logran el orgasmo tan rápido como el varón y, eso no representa problema, a diferencia del varón con Eyaculación Precoz y pareja con dificultad para excitarse.

 

Es un motivo de consulta muy común en mi práctica diaria, y buscan ayuda pacientes tanto jóvenes como adultos. Los primeros, porque notan que no les agrada el desempeño sexual, a veces luego de años de tener vida sexual, otros apenas iniciando la misma. Los pacientes de promedio 40 años, mencionan que han padecido esta situación durante toda su vida sexual, sin embargo, por desinformación, timidez, o bien porque antes podían tener 2 o 3 relaciones sexuales por noche, no habían acudido antes con el especialista… y ahora, luego de los 35 años, muchas veces no es posible o no se dan tiempo de tener más de un coito por noche y, desean que ese único coito, sea satisfactorio.

 

La Eyaculación Precoz, se clasifica como Primaria (cuando el paciente siempre ha sido precoz) y Secundaria (cuando aparece este problema de repente, luego de una vida sexual satisfactoria).

 

Dentro de la evaluación en la consulta, al realizar la historia clínica, se platican los antecedentes del desempeño sexual del paciente a lo largo de su vida y con su pareja actual, así como la importancia en detectar enfermedades y tratamientos concomitantes, además de hábitos nocivos que pueden desencadenar esta situación.

 

Los tratamientos más utilizados, consisten en medicamentos que ayuda a elevar el umbral eyaculatorio del paciente, mediante la regulación de neurotransmisores cerebrales y, generalmente en unos 10 días se empiezan a ver cambios favorables en el desempeño sexual. Los tratamientos suelen durar entre 6 y 12 meses, según el caso y, detectar los factores asociados que puedan relacionarse a este padecimiento.

 


Dr. Eduardo Garza. Urólogo

Citas al 8120 87 6600

Cel/Whats 8110 66 7545

email. urologoeduardogarza@gmail.com

 

Centro Médico Hidalgo

Ave. Hidalgo 2425pte. Piso 7, Cons.704

Col. Obispado, Monterrey